En lo que a la historia se refiere y situándonos en toda América, no podemos soslayar a un personaje crucial que fue protagonista de la Revolución Mexicana mientras corría la década de 1910. Claramente nos referimos a José Doroteo Arango Arámbula, más conocido por su seudónimo Pancho Villa quien fue uno de los jefes de la revolución, cuya actuación militar fue decisiva para la derrota del régimen del entonces presidente Victoriano Huerta.

Cuenta la historia que en cada campaña un soldado que salía con su caballo, ese animal era su compañero durante semanas (incluso meses en expediciones largas) y Villa quien no fue la excepción, adquirió un afecto especial por un caballo que lo tomo como su transporte habitual, ese fue “7 leguas”. Este famoso caballo que era uno de los preferidos de Francisco Villa, encontró su nombre atravesando su mismísimo destino. De raza Criollo Mexicano, dicen algunos biógrafos que no era caballo sino una yegua alazana, fuerte, valiente y con una extraordinaria cualidad con la que logró le hicieran un lugar en la historia de la revolución.

-“Después de una campaña a través de la frontera con Estados Unidos, el Gral. Pancho Villa tuvo que doblar la distancia del viaje que tenía planeado. Llevaba pocas provisiones y accesorios necesarios para acampar. Al igual que algunos soldados de su grupo, no deseaba quedar a merced del imposible sol y el feroz clima del desierto, decidió entonces tomar el riesgo de regresar al pueblo más cercano que quedaba  a “7 leguas”. El resto de los soldados tuvieron que quedar atrás ya que sus caballos estaban muy cansados, mientras que el caballo de Villa pudo continuar con todo el recorrido. A la mañana siguiente, ya de regreso con su pelotón, nació el sobre nombre jocoso de “El 7 leguas”.-

Cabe explicar en Lo que se refiere la palabra “Leguas” es el regionalismo que se interpreta como la distancia que recorre el caballo en un día de galope. En este caso una legua son aproximadamente 6 kilómetros que es lo que recorre un caballo promedio, teniendo una productividad por caballo de 30 kilómetros diarios sin tener problemas con el viaje. Es por eso que se pueden explicar las distancias que hay entre pueblo y pueblo en la mayoría del territorio mexicano. Por comodidad de los pueblerinos, construían los pueblos vecinos a la distancia de un día de camino a caballo.

Pancho Villa buen conocedor de caballos, creció criándolos desde niños en el establo de sus abuelos, nunca había encontrado un caballo que “aguantara tanto”, un muy curioso caballo que su fuerza de aguante le suministrara una herramienta fundamental para que juntos y a todo galope, dieran el gran paso a la posteridad de la revolución.

Diego Tavicco.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud