(fotográfia Santiago Ortelli)

Estimados lectores hoy les voy a hablar acerca del recurso para poder abordar los objetivos propuestos en la equinoterapia. Claro que este concepto se encuentra dentro del área docente y tiene que ver directamente con los recursos didácticos: Se basa en encontrar la “excusa” perfecta para abordar el objetivo que tengo planificado. Y por qué digo “excusa” porque como trabajamos desde el don de un jinete y no desde su dificultad trabajamos creativamente buscando así la actividad que motive al paciente para llegar al logro del desafío propuesto. Entonces, una vez que finaliza el proceso de adaptación y se plantean los objetivos a realizar se piensa en las estrategias metodológicas para lograr así los objetivos. Trabajemos  con niños o con adultos la idea es no poner en la conciencia “dónde tengo que llegar” porque muchas veces las metas nos limitan y nos llevan desde la exigencia y no desde la capacidad de poder encontrar diferentes herramientas para lograr lo propuesto. Y ese es el desafío. Cada uno de nosotros podemos llegar a la misma meta buscando caminos diferentes y eso es lo importante a resaltar.

Desde este enfoque los terapeutas trabajaran en conjunto para buscar aquella actividad lúdica que posibilite encontrar la forma para lograr aquello que nos proponemos. Voy entonces a dar algunos ejemplos: Juanito no podía prestar atención y su hiperactividad no lo dejaba llegar a lograr un juego simple. Sus terapeutas, entonces buscaron un caballo acorde a su necesidad que pudiera en su ritmo activo llevarlo con un trote despacito y constante (1er estrategia: lograr modularse a través del ritmo sostenido). Luego de algunos minutos de acompañar esa actividad con una canción acorde a ese ritmo (2da estrategia: incorporar la modulación a través de la entonación para buscar sentido desde lo anímico) y por ultimo incorporar una pelota para poder nombrar así a cada participante de la sesión cada vez que aparece la misma en las manos de cada uno (3er estrategia: coordinación viso-motora para encausar el movimiento anteriormente caótico y alojarlo de sentido a través de movimientos coordinados, secuenciados e integrados al cuerpo y la palabra).

Margarita tiene un tono muscular muy bajito que hace que se le dificulte sostener su tronco y  mantener algunos movimientos y asir determinados objetos. Así fue como sus terapeutas buscaron el caballo acorde a su necesidad. Un caballo que tuviera un paso “andante” y corto. Realizando en principio monta paralela buscamos versos y canciones con gestos (1° estrategia: buscamos que margarita logre sostener el paso del caballo sin cansarse tanto, el movimiento basculante la lleva a buscar reajustes posturales, los versos y las canciones colaboran a incorporar el movimiento en tiempo y forma y la entonación le da sentido al juego… desde la motivación la voluntad colabora para lograr con más facilidad el objetivo). Luego de unos minutos se incorporaran algunos instrumentos y se cantaran canciones respetando el ritmo del caballo. (2° estrategia: con los instrumentos se enfatizara el ritmo poniendo énfasis en los acentos para trabajar la fuerza  en el agarre y la constancia en el ritmo). Por ultimo se buscaran juegos que trabajen la línea media y el “arriba” como con broches colgar la ropita o el juego de la sortija (3° estrategia: buscar estiramiento y enderezamiento del tronco y cabeza para ir hacia una mejor postura).

“Desde nuestra didáctica buscamos que todo niño pueda sorprenderse y no resignarse, explorar sus posibilidades desde su don y no responder a las exigencias externas de sus dificultades. Redescubrirse y crecer desde el hacer con su cuerpo, su voz, sus gestos, con la  comunicación que logre, acompañado con su caballo y profesores/terapeutas buscando habilitar al jinete desde estas “excusas”. (Facundo Ortiz lic . en Psicomotricidad fundación al reparo)

Como dije anteriormente estas  “excusas” nos  ayudan a convocar la motivación de cada uno de nuestros jinetes y desde allí lograr innumerables objetivos que ni teníamos pensado quizás conquistar.

“El niño que siente y vive su expresividad en libertad, que le habilitan aquello que puede hacer, que adecua su accionar a eso que puede, que le brinda placer, comienza a tejer y construir desde allí, desde su deseo y representaciones enriqueciendo su juego e interacción con un otro. Crea su propia serie de coordinaciones motrices y representacionales que le permitirán ser sujeto activo en su propio desarrollo.” (Facundo Ortiz Lic. En Psicomotricidad Fundacion Al Reparo)

Los recursos didácticos son los pretextos perfectos para conquistar aquellos objetivos que sin la capacidad lúdica nos costarían mucho más.

Guadalupe Gómez.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud