Fue un histórico participante del Concurso Nacional de Aperos Tradicionales y desde hace 12 años que es jurado en La Sociedad Rural. Sus primeras épocas de oficio, el valor de la enseñanza de los artesanos y la importancia de los libros.

Ricardo “Pichón” Gruppo carga en su espalda con 51 años de oficio y cuenta que su afición por las pilchas criollas le llegó de joven. “Nos juntábamos un par de amigos e íbamos con lo que podíamos conseguir, porque las prendas buenas estaban en las colecciones privadas que nunca veían la luz del sol por más dinero que tengamos. Nos prestábamos lo que nos faltaba y después nos íbamos a festejar todos juntos”, reconoce. A su vez, incorpora ingredientes a la receta de los recuerdos: “En la década del ’60 se presentaban caballos del Mercado de Hacienda con recados de pasadores y hacían un mix de caballos de trabajo con emprendados. Con un recado de buena calidad tiraban el lazo, y hacían unas redondillas haciendo esas pruebas. En El Rodeo hay muchas fotografías de esa época”.
En las últimas décadas el mundo fue un torbellino. El futuro llegó para quedarse y aquello que parecía que iba desvanecerse, el pasado, cobró aún más vida. “Cada vez hay más interesados, más participantes, y es producto del gran accionar de los artesanos, que son maravillosas las cosas que están haciendo. Esto ha evolucionado cuando tendría que haber involucionado porque estamos rememorando y volviendo al pasado. Es una maravilla”, explica Pichón, pero no pasa por alto que existe también una “contrapartida”. “Pierde su rigor histórico muchas veces, porque en el afán de progresar y evolucionar pasan cosas que no corresponden. De todas formas es mucho más importante el avance”.
A eso le adjudica que los “grandes maestros han transmitido hermosamente sus conocimientos, y hay un montón de gente que está trabajando con muy buen gusto y respetando, en esos casos, las condiciones anteriores, es decir, de lo que era la antigüedad”. Y destaca que algunas prendas están “súper perfeccionadas, porque calculo que en el tiempo de antes no habría un soguero capaz de sacar los tientos infinitamente chicos que hay hoy día. Son de una fineza extraordinaria”.

Amazonas y polémica
“Yo ahí, disiento”, asegura el Jurado cuando menciona a las Amazonas como categoría del Concurso Nacional de Aperos Tradicionales. Según su opinión, “no existieron en nuestro país en el tiempo de antes. Era la hija del finadito ‘Brigadier General’ y cuatro amigas, y no había más. Hoy ha proliferado terriblemente para bien, pero hay tres categorías: de suela, plata y soga. Calculo que en tiempo de antes ninguna ha ensillado de soga, hoy existe esa posibilidad para favorecer a los artesanos, que hacen productos extraordinarios. Creo que lo más típico era el cuero de suela, esos ingleses que se usan mucho en equitación y salto”, dice, no sin mostrar su asombro por el crecimiento que tuvieron en los últimos tiempos.

El reconocimiento
Decenas premios, reconocimientos, diplomas y distinciones adornan las habitaciones de su hogar. Se trata de “un premio al sacrificio y al trabajo”, aduce Pichón, que deja en claro que “no es el mero hecho de ser participante, además de eso conlleva un sacrificio grandísimo de trabajar los caballos. No solamente de conseguir las prendas o el recado, hay que usarlo, andar”. Pero atrás quedaron esos días de participante y ahora espera paciente su jubilación. Lejos de retirarse, asegura que dedicará su tiempo de lleno al tradicionalismo y exclama: “¡Sabés todo lo que tengo para hacer, de todo lo que me he prohibido en los últimos años!”.

Una fuente de consulta fundamental
Gruppo tiene en su haber una vasta biblioteca en la que ha gastado su visión a lo largo de los años. “Los libros son extraordinarios”, opina y agrega: “Hay que juntar todo y hacer un análisis propio de lo que a uno le parece que es la realidad, o lo que se aproxima a la realidad. Tengo una biblioteca muy importante para tener una opinión firme y defenderla en determinada ocasión. Lo importante es leer y estudiar, que son cuestiones diferentes”.

El consejo: “Los costos económicos a veces resultan medio bravos, pero siempre le digo a todos los muchachos que están empezando, que compren lo bueno. No compren mala calidad porque después hay que hacer las cosas dos veces. Lo bueno siempre vale y está bien”, explica “Pichón” Gruppo.

Las categorías: En el Concurso Nacional de Aperos de uso Tradicional, las categorías son: Recados de Lomillos de Sogas – Recados de Bastos de Sogas – Recados de Juegos Picazos – Aperos Regionales – Recados de Lomillos Chapeados – Recados de Bastos Chapeados – Recados de Bastos Pasadores Largos – Recados de Bastos Pasadores Cortos – Amazonas con Ensillado de Plata – Amazonas con Ensillado de Sogas – Amazonas con Ensillado de Suela – Conjuntos Regionales – Conjuntos Tradicionalistas.

Pablo Noto.

“Esto ha evolucionado cuando tendría que haber involucionado porque estamos rememorando y volviendo al pasado. Es una maravilla.” (Pichón Gruppo)

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud