Por Jorge Prina.

Uno no puede aprender a pelear por libros, o videos, siempre hará falta algo fundamental, que es el sparring, o en mi caso el visteo, lo que sí se puede aprender son conceptos, esos conceptos que hacen la diferencia en el combate, que nos avisan y nos preparan; revisionando la esgrima criolla, vemos conceptos de antaño que se mantienen, tan actuales como en los máximos estándares de seguridad.

Como lo haremos?, con el típico refrán criollo, ese código gauchesco que siempre enseño, y transmitió verdades y experiencias a través de los años contiene, y así empezamos.

“Las armas son necesarias,

pero naides sabe cuándo,

ansina si andas pasiando,

y de noche sobre todo,

debes llevarla de modo

que al salir salga cortando.”

Ya de entrada nos sitúa en un ambiente peligroso, estar atento, y ante un peligro confirmado, cuando uno desenvaina, es preferible que en ese mismo momento produzcamos un daño, similar a la apertura de un bastón telescópico. O al ir con el navaja lista para su apertura ante la presencia de peligro, otra interpretación, es no amenazar con el arma, sino si desenvainas, estar resuelto a usarla.

 

“Y gangoso con la tranca,
Me solía decir, “potrillo,
Recién te apunta el cormillo
Mas te lo dice un toruno:
No dejés que hombre ninguno
Te gane el lao del cuchillo”.

Varias interpretaciones tenemos, la primera es donde ganar el lado del cuchillo, se puede entender a adelantarse al desenvaine del arma del lado derecho, concepto básico en la seguridad, asegurarse que el oponente no desenfunde o desenvaine ganándole el lado del arma. Otra, Toruno es un animal mal capado que conserva un solo testículo pero en el refrán hace referencia a un hombre viejo. Es como un consejo de un viejo (Toruno) a un joven (recién te apunta el colmillo, en los caballos sería como la adolescencia cuando les salen los colmillos), en fin, significa que no te saque ventaja, si te gana de ese lado es pelea perdida.

 

 “Para vencer un peligro
Salvar de cualquier abismo,
Por experiencia lo afirmo,
Más que el sable y que la lanza
Suele servir la confianza
Que el hombre tiene en sí mismo”.

En este refrán podemos observar que no solo es el arma, sino también el valor, y la fe en uno mismo lo que cuenta, en si la confianza. Quien ha peleado en un ring, sabe que si uno no cree en uno mismo, ya tiene media pelea perdida, y no hablemos de la realidad, que es donde peor lo podemos pasar, que hay lo peor es quedar “tildado”.

 

“No cuerpies al cuete,

Que a no llegaras a ningún lao

si vas a ir de arrebato

asegurate siempre,

que no sea con la muerte”

Acá se refiere a dos ópticas, a un argumento inservible, o cuando uno en pelea expone el cuerpo arremetiendo, sin cuidar las distancias, ni a uno, o sea hay que cuidar la distancia, no estar en zona de peligro

 

“Gastado como cuchillito de capar,

Y no por eso deja de cortar”

Se refiere que más allá del ajetreo que tenga un objeto o sujeto en la vida, no por eso deja de ser efectivo, no hay que menospreciar a alguien que fue habilidoso solo por su falta de entrenar, o que sea viejo, ya que las mañas nunca se pierden.

 

“No hay gaucho apresurao que no se pise el poncho”

Este es corto, hay que estar tranquilo en toda situación, si uno se atolondra puede cometer errores. Siempre antes de actuar rápidamente analizar la situación.

 

“Vos sos pollo, y te convienen
toditas estas razones;
mis consejos y leciones
no echés nunca en el olvido:
en las riñas he aprendido
a no peliar sin puyones.”

Los puyones son los espolones de acero que usan los gallos de riña, En una pelea siempre conviene tener una ventaja, en este caso habla de un arma, siempre tener un respaldo ante una confrontación.

 

En otras palabras.

Que valores  rescatamos,

Estar atento, uno nunca sabe cuándo puede tener una situación, si tengo que actuar tengo que estar resuelto, no dudar, no menospreciar ningún oponente, pero siempre tener en claro lo que valgo, tener mi arma cerca y siempre lista, y obviamente, analizar con rapidez antes de actuar. Actuar rápido, en lo posible tranquilo, y a superar la situación.

Hablando de la seguridad urbana, pienso que mas que aprender a pelear, vale más aprender a prevenir, esos son conceptos, y aprenderlos es conocerlos, entenderlos, y hablarlos, y es igual que con estos conceptos de pelea de cuchillo, nuestras raíces enseñan mucho, así como se estudia “El arte de la guerra” de Sun Tzu o el libro de “Los cinco anillos” de Miramoto Musashi, nada que envidiar tenemos en nuestras pampas, con nuestra sabiduría criolla.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud