Ignacio Salinas es el propietario del Centro de Doma Campo Traful, situado en San Andrés de Giles (ruta 7-km 114) de nuestra provincia de Buenos Aires. Allí se ofrece pensionado de caballos y cursos de Doma que se suceden, de tanto en tanto, a lo largo de todo el año. Un verdadero lugar propicio y cita infaltable para todos los amantes de las actividades ecuestres.

El Pensionado consta con 20 hectáreas de campo, 4 boxes totalmente cerrados y un monturero con sus conocidas características. Las posibilidades de la mantención del caballo se organizan según el requerimiento del dueño y es infaltable la visita periódica del veterinario.

Los cursos están a cargo del Domador Juan Ignacio Recio, quién cuando niño comenzó como aprendiz de su padre y dicha pasión lo abrazó para siempre. Fue entonces que comenzó a forjar su recorrido junto a los caballos, hoy día posee más de diez años de experiencia como domador, habiéndose capacitado con Hugo Bugarini en el Club Hípico de la ciudad de Bahía Blanca durante largos cinco años, perfeccionándose en diferentes estilos de doma: Doma Clásica, Doma Vaquera, Doma India y parte de la Doma Criolla Argentina. También estudió un año aprendiendo de Carlos “Polito” Ulloa. Con toda esa sabiduría, trabajo y mucha humildad logró generar un estilo propio de doma basada en la Etología del equino (Ciencia que estudia el comportamiento animal), dando como resultado un caballo confiado al hombre, con técnicas sólidas y perdurables en el tiempo.

Hace unos años ya, Juan Ignacio formó el Centro de Doma “El Potrero” en Mayor Buratovich, al sur de la provincia de buenos Aires. A esta altura de su carrera podemos decir que Recio se transformó en un domador muy confiable y prolifero, con un promedio de 60 a 80 caballos por año, entregados a sus dueños con resultados exitosos en todos los casos.
Desde 2015 Juan Ignacio Recio comenzó a dar Cursos de Doma de Potros (amanse hasta su primera monta, excelente técnica de riendas, caballo manso y confiable). También brinda servicios de capacitación para domadores de todo el país, en todas sus especializaciones y con una fuerte impronta en caballos de Polo.

Cabe destacar que los cursos son grupales o particulares, adaptándose a la necesidad del interesado. Las personas que asisten a los cursos, no solo se llevan una fuente solida de conocimiento, sino que también comparten dos días en un ambiente rodeado de naturaleza, degustando desayunos, almuerzos, meriendas y cenas… dando rienda suelta a la parte social de la jornada, todo enmarcado en la apacible tranquilidad campera. Además existe la inmejorable oportunidad de pernoctar en las instalaciones del lugar, para aquellos que no tengan la posibilidad de irse y regresar al segundo día para la finalización del curso.

La dupla de Ignacios… léase Salinas y Recio, conforma un binomio hermanados por una misma pasión, además suman el condimento especial de la amistad y desde allí derraman el cariño y el entusiasmo de hacer lo que aman, con seriedad, profesionalismo y la cálida sencillez de los hombres de campo.

Diego Tavicco.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud