POR Jorge Prina.

 

“Cuenta una leyenda Pampa, que había espíritu muy malo que hacia enfermar a los indios dela tribu, estos sufrían y no sabían cómo evitarlo, y pidieron ayuda a un espíritu bueno, el espíritu bueno quería castigarlo, pero el mal espíritu, como todo lo malo era veloz, y nunca podía alcanzarlo, una noche, con la luz de su astucia, tomo tres estrellas (las tres Marías) las unió con un pelo de su barba y las arrojo, enredándolas en las piernas del espíritu malo, así nacieron las boleadoras, creada por el dios bueno, quien siempre les deseo buena caza, de este modo los indios aprendieron a confeccionar boleadoras, compañeras indispensables del criollo.”

 

Arma de guerra, elemento de caza o labor ganadera consistente de tres tientos de cuero crudo trenzado, de 1,80 a 2mts. cada uno, y terminan en tres bolas de piedra, plomo, hueso o madera dura envueltas (retobadas) estas últimas en cuero crudo, el diámetro de cada una de las bolas suele ser de unos 10 cm en las boleadoras de combate o de caza mayor.

Los aborígenes usaban como materia prima para los tientos el cuero de guanaco y el cuero del cogote (cuello) y el tendón de la pata del ñandú, (avestruz americana).

Son una mortífera arma en manos delos pampas, que en nuestras guerras gauchas y de la independencia, hicieron estragos en las filas enemigas, revoleadas sobre la cabeza y arrojada con fuerza

 

Hay tres tipos de boleadoras.

El primer es las boleadoras con solamente una bola. El nombre para esto es “bola loca” o “bola perdida.”

El segundo tipo tiene dos bolas. Estos son “ñanduceras” o “avestruceras,” y les usan para capturar avestruces.

El tercer tipo, y lo más popular, es la boleadora con tres bolas que se llama “Tres Marías.”

 

Historia

Se han encontrado boleadoras en yacimientos arqueológicos de más de cinco mil años antes del presente en la Región Pampeana. Los europeos notaron la existencia de esta arma en los inicios de la Conquista, cuando la vieron en manos de los aborígenes, charrúas y patagones en 1520.

Fueron usadas primero por los indios charrúas, pampas, araucanos, y patagones, inicialmente usaban una sola piedra pulida y circundada por una acanaladura merced a la cual se ataba a un solo tiento o cuerda bastante largo, con esto golpeaban a distancia sin perder la piedra o las lanzaban con muy buena puntería y a gran distancia, en el cuerpo a cuerpose usaban como masa. Esta arma funcionaba de forma semejante aun yoyo y fue llamada por los españoles y criollos bola perdida.

Los aborígenes pronto descubrieron que tal bola perdida era útil también para capturar vivas a las presas envolviéndolas, esto llevó a la confección de lasboleadoras propiamente dichas. Cuando faltaban piedras se improvisaban boleadoras con bodoques de terracota o incluso con hueso, en la regiónpatagónica se usaba el nudo esférico que el hongo llao llao provoca en las ramas del ñiré.

Tras la conquista española la boleadora fue adoptada por los gauchos, quienes las realizaron más elaboradamente: las piedras fueron envueltas en bolsas de cuero crudo llamadas retobos, y muchas veces tanto las bolas como las reatas recibieron adornos en forma de incrustaciones de plata o bronce. También las piedras fueron substituidas por esferas macizas de metal -por ejemplo de plomo- recubiertas de cuero o, en algunas más lujosas, enchapadas en plata o bronce.

En manos de los gauchos de Güemes, héroe nacional argentino, durante las guerras de la independencia, las boleadoras resultaron un arma valiosa. En la guerra civil, fueron también un instrumento glorioso de las montoneras. Durante el gobierno de Rosas, las boleadoras estuvieron muy en uso, y con ellas el caballo del General Paz fue boleado, siendo de esta manera apresado. Don diego de Mendoza y otros notables españoles fueron muertos por las boleadoras y años más tarde don Juan de Garay, en el combate de San Salvador, resulto herido malamente por esta arma.

 

Usos

La forma de uso más común se llama “rebolearlas”,  se toma una bola, llamada manija, la cuas es la diferente de las tres, y consiste en hacer girar velozmente las restantes mediante los tientos por sobre la cabeza y arrojarla con gran precisión al blanco, ya sea otro ser humano o algún animal, Es un poco más técnico, de acuerdo a la manera de arrojarla puede o no ser letal. Si es arrojada con el objetivo de capturar una presa, la boleadora se lanza dirigida a las piernas o patas, para que los tientos se enreden alrededor de ellas; el sujeto o el animal entonces queda “boleado”. Para cazar “avestruces americanos”-es decir ñandúes- lo frecuente es que se arrojen las boleadoras al cuello de estas aves. En combates cuerpo a cuerpo era frecuente no soltar la boleadora sino usar una de las piedras a modo de maza, principalmente sobre la cabeza del oponente.

También solía usarse para pelear de a pie, se trababa una bola en el pie con entre el dedo gordo y el mayor, una bola en la mano izquierda, la cual se puede usar como maza, y en la mano diestra, se toma del tiento y se revolea, permitiendo infinidad de movimientos arabescos, de potencial peligrosidad.

Otros Tipos;

Existen raros ejemplares de más de cuatro bolas, llegando a haber algunos de ocho, pero son poco prácticos. Hasta inicios de s XX era frecuente que los gauchos mientras se encontraban en el campo llevaran una o dos boleadoras(generalmente del tipo “ñanducera”) en la cintura y otra(generalmente “potrera”) en bandolera.

Paralelamente, entre los inuit se desarrollaron armas parecidas aunque menos efectivas llamadas ka-lum-uk-toun o kilumitutit, similar es ente los maorís la poa o poi. Se encuentran armas similares entre los pueblos de Siberia oriental.

Finalizando, aun se tira en algunos festivales o concurso, en el campo, nuestras amplias pampas, pero si queres aprender a tirar boledoras, contactate con Esgrima Criolla, siempre hacen falta criollos…

www.esgrimacriolla.blogspot.com.ar

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud