CAE. Centro de Asistencia Equina. Luján. Provincia de Buenos Aires.

0
1480

Hace ya aproximadamente un año que un grupo de amigos amantes de los caballos, sintieron la necesidad de hacer algo por aquellos equinos que estaban siendo maltratados y/o abandonados en cualquier lugar y en diferentes circunstancias. Nacía entonces una nueva entidad abrazando un sueño cuyo nervio principal era la lucha por quienes siempre necesitan una mano que acaricie, un gesto que empodere y una acción que sane.

Carla Lia, Roberto Pouso y Nicolás Scandroglio son fundadores del CAE, con ellos persisten encolumnados,  un veintenar de personas que trabajan a destajo con las tareas de rescate y asistencia equina. Entre ellos están Mariano del Moral (MP 9647) y Claudio Tonelli (MP5635), los médicos veterinarios que se reparten los quehaceres entre las salidas de urgencias y el día a día en el campo, donde quedan albergados una vez consumado el rescate. Es allí cuando empieza en trabajo más duro de este gran equipo de personas, preocupadas y ocupadas por mejorarles la salud inmediata, restituirles las fuerzas necesarias y por último, asegurarles una mejor calidad de vida en su favorable continuidad.

El lugar que posee el CAE consta de 4 hectáreas divididas entre diferentes corrales, donde se alojan los caballos según su problemática del momento y luego de un periodo, asumiendo las mejoras correspondientes, son rotados conforme los médicos autoricen dicha posibilidad. Los caballos que ingresan al centro una vez que tienen el alta médica, quedan en condiciones de ser adoptados. Cabe destacar que el Centro de Asistencia Equina también recibe caballos de otros grupos rescatistas. Tienen en el campo algo así como 17 animales, entre los que están recuperados y en tratamiento. Además llevan más de 15 caballos entregados en adopción.

El operativo de rescate comienza mayoritariamente con el aviso de terceros, quienes llaman dando el grito fatal y en cualquier caso, personal del CAE acude al lugar acompañado de la policía y todas las denuncias pertinentes.

La etapa más feliz y donde todo cobra el verdadero sentido es un largo camino, pero casi todos sabemos “que lo que cuesta vale… y que nada valdría si no hay quienes están decididos a hacerlo”.  La adopción consiste en visitar el lugar donde va a estar el caballo para ver las medidas de seguridad y el manejo de quienes son sus posibles adoptantes. No cualquier caballo puede ser entregado a cualquier persona, por más amor que posea. Hay que entender que se requiere de algún mínimo conocimiento. Luego viene la conformidad del convenio de tenencia y recién después se produce el definitivo encuentro. Cada tanto se realiza una visita para constatar el estado del animal y además el adoptante deberá pasar informe escrito por médico veterinario. La idea es respetar el amor y la educación de quienes adoptan, mientras hagan valer la responsabilidad de dicha tenencia.

El ingreso económico para hacer frente a todo esto, está a cargo de lo que llaman Aportes Solidarios. Hay personas que apadrinan a tal o cual caballo, otros hacen donaciones, las viejas e inoxidables rifas y visitas donde se vende “merchandising”.  Está claro que todo suma.

A demás de la ardua y heroica tarea de rescatar caballos, en CAE se dan cursos de primeros auxilios, de herraje, charlas en colegio y visitas en el campo, tratando de explicar y concientizar sobre la problemática del maltrato en los animales. También poseen un proyecto de ordenanza denominado No Tracción a Sangre, ingresado en el municipio de Morón e Ituzaingo. Así como también el Municipio de Luján cuenta con la intención de otorgarles un reconocimiento municipal por dicha labor.

Sin lugar a dudas, el CAE es un lugar indispensable con gente necesaria. Trabajadores incansables por la vida a cambio de más vida… Resuenan los cascos contra el suelo de un caballo que antes rengueaba, se aleja al galope y se pierde en su nueva libertad. Su cuerpo se confunde con el polvo hasta desaparecer de cualquier vista. Y… en los ojos de quienes amamos a todos los caballos, renace una próxima esperanza.

Diego Tavicco

Donaciones a la siguiente cuenta:
Bco. Galicia. Caja de Ahorro en $ Suc.102 – San Miguel.
CUIL: 27-27644200-2 / CBU: 0070016030004024279979

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud