El abuelo del caballo moderno, Pliohippus, parece ser la fuente de la última radiación en la familia de los caballos. Vivió en las estepas de Norteamérica  durante el Mioceno medio-final y parte del Plioceno desde hace unos 12 hasta 6 millones de años.  Se parecía mucho a un caballo moderno con 1,3 metros de alzada, pero seguía teniendo 3 dedos. El central era el más largo y lo usaba para caminar, los dos laterales estaban totalmente atrofiados y pegados al metacarpo. Fue el primero en poseer un único casco controlado por un poderoso ligamento. Su cráneo tenía unas profundas fosas. Otra diferencia eran sus dientes más curvos y de mayor tamaño que sus antepasados, lo que le permitía alimentarse con más cantidades de hierba en menos tiempo. Su cuerpo es más fuerte y sólido, el cuello se hace más largo y delgado para el equilibrio y alcanzar mejor pastura.

Se cree que esta especie dio lugar a los Hippidion y los Onohippidion, géneros que prosperaron durante un tiempo en América del Sur donde se extinguieron, otros evolucionaron en el Dinohippus que también se extinguió. Este se cree que es el pariente más cercano a Equus, el género que incluye los caballos, asnos y cebras. Estos fósiles fueron hallados durante el Mioceno en América del Norte, entre 5 y 13 millones de años atrás.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud