Sabías que: Al igual que en todos los mamíferos, el esqueleto de los caballos es el encargado de proporcionar el sostén a los músculos y proteger los órganos internos. Está formado por 210 huesos y poseen la movilidad necesaria entre ellos para que el animal pueda desplazarse.

La movilidad se debe a las articulaciones, los huesos de estas, están recubiertos de cartílago, que es un material más blando y evita que los huesos se desgasten por el rozamiento. La articulación se completa con la cápsula que produce la sinovia, el cual es un líquido articular que lubrica las superficies articulares, reforzando los ligamentos que unen los huesos.

El esqueleto se divide en dos zonas: Axial y Apendicular.

La zona Axial está compuesta por la cabeza, la columna vertebral, las costillas y el esternón.

La cabeza está constituida por huesos largos. A columna vertebral la componen siete vértebras cervicales, dieciocho dorsales, seis lumbares, cinco sacras y quince a dieciocho coxígeas o caudales.

La zona Apendicular son las extremidades. La característica anatómica más notable del caballo moderno es la pezuña con un único dedo en cada una de sus extremidades, ya que sus formaciones óseas que corresponden a los dedos laterales desaparecieron por la falta de uso. El dedo que posee el caballo corresponde al tercer dedo de la especie humana, y se ha alargado mucho con el paso del tiempo ya que sobre él recae todo el peso.

La disposición y proporciones de los huesos de sus patas son muy diferentes a los humanos. Por ejemplo, la parte del cuerpo llamada “rodilla” en los caballos en realidad está formada por los huesos del carpo, que corresponden con la muñeca humana. Mientras que el corvejón contiene huesos equivalentes al tobillo humano.

Los huesos inferiores de la pata del caballo corresponden con los huesos de la mano o el pie humanos, y los denominados “menudillos del caballo” son los huesos sesamoideos, es decir los nudillos humanos. En las extremidades delanteras, el cúbito y radio se han fusionado dando lugar a un único hueso, al igual que ha sucedido con la tibia y el peroné lo que impide que pueda girar lateralmente las manos y pies.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud